News

Cada año se pierden 100 mil kilómetros cuadrados de bosques en el mundo: José Sarukhán

boletin2_coloquio

  • También se ha perdido el 20% de los arrecifes coralinos y el 35% del área de manglares en las últimas décadas
  • Continúa el Coloquio Internacional “Inundaciones, cambio climático y su política pública” del CCGS y la UJAT
  • José Luis Lezama, de El Colegio de México, consideró que el cuidado del medio ambiente solo un discurso decorativo de los países

Como resultado del cambio sin precedentes en los ecosistemas, se ha perdido el 20% de los arrecifes coralinos, el 35% del área de manglares en las últimas décadas y 100,000 km2 de bosques en el mundo anualmente, dio a conocer José Sarukhán, coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), durante su participación en el Coloquio Internacional “Inundaciones, cambio climático y su política pública”, organizado por el Centro del Cambio Global y la Sustentabilidad en el Sureste (CCGSS) y la Universidad Autónoma Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT).

Además, el agua almacenada en presas se ha cuadruplicado desde 1960, las extracciones de agua de ríos y lagos se ha duplicado, y la de acuíferos es en su mayoría insostenible. “Estamos capturando el agua del planeta de tal manera que el resto de sistemas ecológicos empiezan a no tener el agua que deberían de tener para funcionar como tales; es realmente un impacto muy grande, básicamente por la cuestión del producción de alimentos”, comentó.

“El crecimiento poblacional nos va llevar probablemente al orden de los 9 mil 300 o 9 mil 400 millones de habitantes en el mundo hacia mediados de este siglo, además, las demandas sobre energía generan el conocido cambio climático global, y las demandas sobre recursos generan la pérdida de los ecosistemas de los cuales dependemos”, dijo.

Agregó que el incremento de la capacidad de demanda per cápita, principalmente de habitantes de las ciudades con alto desarrollo, está creciendo de una manera mucho más exponencial que la población misma y su impacto es mucho más severo. “En Estados Unidos, por ejemplo, la población creció tres veces, mientras que la demanda per cápita creció 18 veces”.

Algunas estrategias para la sustentabilidad ambiental propuestas por Sarukhán son: conservar los escasos ecosistemas naturales que aun existen; revertir el deterioro mediante la restauración de áreas críticas; y la reconversión productiva con sistemas sustentables. También señaló la necesidad de contribuir a la mitigación del cambio climático; incentivar una adecuada ocupación del territorio; establecer corredores biológicos; realizar saneamiento ambiental, así como fortalecer las capacidades locales para el desarrollo sustentable.

Por otra parte, José Luis Lezama, investigador de El Colegio de México, consideró que el cuidado del medio ambiente solo un discurso decorativo de los países, pero en realidad no es un asunto esencial en sus negociaciones comerciales internacionales.

Indicó que ninguna de las naciones que son potencia económica está dispuesta a ceder en decisiones que impliquen sacrificar sus mercados. “Si llegan a acuerdos para reducir emisiones significa que el precio de sus productos aumenta, que sus productos dejan de ser competitivos”. Así, indicó, la competencia en los mercados es primero y el medio ambiente pasa a segundo plano.

Además, cuando a los países en desarrollo se les pide asumir compromisos reales para reducir emisiones de CO2, argumentan que, dado que los países que han alcanzado el desarrollo lo lograron contaminando el planeta, entonces ellos tienen el derecho de desarrollarse aunque sea contaminándolo: “Esa es la moral esgrimida, una ética que implica destruir a la Tierra”.

Finalmente, en el caso particular de México, Lezama indicó que, pese a que México firma muchos acuerdos e incuso en algunos ámbitos de lo ambiental posee leyes y normas del primer mundo, el problema es que no se cumplen.

El encuentro internacional celebrado en Villahermosa cuenta con la participación de especialistas de la UNAM, UJAT, CIESAS, Colpos, Cepal México, Flacso y Universidad Autónoma de Chapingo, entre otras, y concluirá este viernes 29 de agosto en la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades de la UJAT.